a) El sujeto, que puede ser un sujeto pasivo o deudor y un sujeto activo o
acreedor;
b) El objeto mercantil, que es todo aquello susceptible de ser contenido de una
relación jurídico-mercantil, esto es, el objeto sobre el que recae el poder del titular
de la relación legal comercial; y,
c) El vínculo, que es la liga imaginaria y material que existe entre el deudor y el
acreedor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.