El convencional, el cual consiste en que cada uno se obliga en la manera y términos que aparezca que quiso obligarse, sin que la validez del acto comercial dependa de la observancia de formalidades o requisitos determinados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.